SHEMINÍ ATZERET Y SIMJAT TORÁ


Sheminí Atzeret es un día “extra” que se añade a los siete días de la Festividad de Sucot y que como su nombre indica es La Octava Santa Convocatoria. Un día en el cual se saborea los últimos momentos del largo periodo de Festividades en el que hemos entrado.

En realidad es una Festividad separada de Sucot, pero que se celebra inmediatamente después de Sucot. Conforme a la tradición, ya no es preceptivo morar en la suca de Sucot. Sheminí Atzeret está ligada a Simjat Torá, traducido al español como La Alegría de la Torá, donde se acaba la lectura anual de la Escritura y se comienza un nuevo ciclo de lectura diaria hasta el próximo Simjat Torá del año que viene. En las Sinagogas se saca el Rollo de la Torá y toda la Congregación da siete vueltas con los Rollos de la Tora, en medio de cánticos, danza y gran alegría por tener la Escritura y se contados como el Pueblo del Libro.
En Israel, Simjat Torá se celebra el mismo día que Sheminí Atzéret, no así fuera del país que después de Sheminí Atzeret, se celebra Simjat Torá. Permítame introducir una pregunta con su correspondiente respuesta: “¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿o de qué aprovecha la circuncisión? Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la Torá” cita en Romanos 3.1-2. Las ventajas de ser Judío de Fe están claramente expresadas en toda la Escritura, pero si tuviéramos que elegir una sería esta: “se nos ha confiado la Torá”.

Habernos confiado la Escritura, la Torá, que es una grave responsabilidad, que solo puede mantener el Pueblo de Israel y aquellos que han sido injertados en el Buen Olivo. Se nos ha confiado la Escritura, no solo para cuidarla, también para trasmitirla y enseñarla, en particular a nuestros hijos. En Simjat Torá, especialmente, se nos pide alegría y disciplina en la lectura y el estudio de la Escritura. Alegrarnos junto con el Pueblo de Israel, forma parte de nuestra fe y compromiso con el Señor. Alegrarnos y ser disciplinados en la lectura diaria de la Escritura, es una seria responsabilidad, personal y comunitaria.

Israel es garante fiel y guardián de la Torá. Dios ha confiado la Escritura al Pueblo de Israel, único garante de su fidelidad y guardián protector de su trasmisión a todas las generaciones. Celebramos la alegría de participar de la responsabilidad de trasmitir la Escritura a nuestros hijos, a nuestros nietos y al resto de los seres humanos.

Todas las Festividades, tienen un Trasfondo Histórico, que en el caso de Simjat Torá está claramente relacionado con la entrega de la Torá en el Monte Sinaí. Celebramos dos veces la Torá. Celebramos la entrega de la Torá en Shavuot, en el Sinaí  y en Simjat Torá por la alegría de poder acabar y empezar su lectura anual.  Simjat Torá nos muestra la responsabilidad tenemos, en el plano personal, congregacional y como sociedad de leer y estudiar la Escritura, en un ciclo anual que dura toda nuestra vida. “Deseables son más que el oro, más que mucho oro refinado; y dulces más que la miel, la que destila del panal” Salmo 19.10. Celebre con alegría estas Festividades que nos acercan a Dios y Su Palabra. Saboree la dulzura de la Escritura, sabemos que es más dulce que la rica miel. Alégrese vamos a empezar un nuevo ciclo de lectura de la Torá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas