SUCOT LA FIESTA DE LA FAMILIA

Sucot es una Fiesta Familiar por excelencia donde los padres y los hijos construyen juntos la Suca para convivir durante toda la Festividad.

El elemento básico que necesitamos en las Festividades, en todas, es la alegría aquella que viene de Dios y que está ligada al amor. La Escritura nos enseña así: “Siete días celebrarás Fiesta Solemne al Señor tu Dios en el lugar que Adonai escogiere; porque te habrá bendecido el Señor tu Dios en todos tus frutos, y en toda la obra de tus manos, y estarás verdaderamente alegre” Deuteronomio 16.15.

La Santa Alegría que se manifiesta en Sucot, viene dada por la bendición de haber recogido la cosecha después de Yom Kipur. “Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante del Señor tu Dios en el lugar que él escogiere: en la Fiesta Solemne de los Panes sin Levadura, y en la Fiesta Solemne de las Semanas, y en la Fiesta Solemne de los Tabernáculos. Y ninguno se presentará delante de HaShem con las manos vacías; cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que el Señor tu Dios te hubiere dado. Deuteronomio 16.16-17.
Observe que el Mandamiento es dado a todos los varones, lo que no se interprete como excluyente de las mujeres, Sucot, es para todos. Sucot es la tercera y última de las tres Festividades de peregrinaje, junto con Pesaj y Shavuot . “Y el sacerdote los presentará como ofrenda mecida delante de HaSham, con el Pan de las Primicias y los dos corderos; serán cosa sagrada a HaShem para el sacerdote” Levítico 23.20. Honrar a Dios siempre está relacionado con dar, que siempre es mejor que recibir. “Habló Adonai a Moisés y le dijo: «Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de ese mes séptimo celebraréis durante siete días la Fiesta Solemne de los Tabernáculos en honor a HaShem” Levítico 23.33-34.

Honrar a Dios es el objetivo de la Festividad donde no se puede llegar ante Su presencia con las manos vacías. “Honra a Dios con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; entonces tus graneros estarán colmados con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto” Proverbios 3.9-10. Sucot representa en la práctica la segunda oportunidad de ponernos a bien con Dios, donde retomar la lectura y el estudio de la Escritura. “El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis” Levítico 23.35. Durante siete días presentaréis ofrenda quemada a Adonai. El octavo día tendréis Santa Convocación, y presentaréis ofrenda quemada a Adonai; es Fiesta, ningún trabajo de siervos haréis (Levítico 23.36).
Cuando la familia construye la suca juntos, será más fácil que permanezcan juntos. Sucot une a la familia y representa una enseñanza didáctica y práctica de aquello que la Escritura nos exhorta hacer. Los hijos aprenden por lo que ven y no solo por lo que usted les dice, que por otro lado siempre será necesario. Sea un ejemplo para sus hijos en todo. Lo que dice y lo que hace deben tener la necesaria correspondencia para que la suca, en este caso, adquiera consistencia espiritual año, en el entorno de la familia. Aunque aparentemente hacer la suca pudiera representar una mera actividad familiar divertida y edificante, que lo es, su objetivo trasciende a lo espiritual. Hacer la suca es pensar tanto en la familia personal, como en la gran familia el Pueblo de Israel del cual formamos parte. Construir la suca es construir el futuro. Solo aquellos que viven el presente guardando los Mandamiento y Preceptos del Dios, llegarán a ver un futuro de bendición, los graneros llenos y a suS hijos entorno a su mesa de Sucot y a la mesa de Shabat, esa es la bendición, no la descuides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas