Intereses Espirituales: La Religión Pura

Madrid (España) 19/04/2014 - Encendido de las luces en Shabat - Imagen&Semejanza/Samuel Rodríguez.

Estamos cansados de la religiosidad vana y de la vana política, que tanto se parecen. Los políticamente religiosos hablan mal de la religión y de la política como si fuera algo que ellos han superado por su conocimiento político religioso. La religiosidad vana, mezclada con política, tiene un claro patrón que hoy trataremos de descifrar. ¿Tiene intereses espirituales? Pudieran ser motivados por esta breve charla de amigos. El colmo de la incongruencia es creerse religioso o espiritual y hablar mal de los que son religiosamente espirituales. Déjenme recordarles que la religión y la política están absolutamente vinculadas.

La religión, como la política, no es mala en sí misma. Otra cosa es creerse políticamente religioso situado en la verdad más absoluta, un problema muy común. En el Libro de Santiago 1.26, se nos dice: "Si alguno se cree religioso entre vosotros pero no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana".

¿Qué es Religión? Religión es el Protocolo establecido por el Cielo para que el hombre pueda entrar en relación con el Creador, que se parece a la política en que la mencionada política es un protocolo de relación del hombre para con el hombre.

Hablemos de la historia del Protocolo o Religión. En el principio el hombre se relacionaba con Dios sin ningún tipo de protocolo o religión antes de desobedecer la voluntad del Creador en el Paraíso. Dado que se rompió la “Relación” directa con Dios, el Cielo estableció un Orden o Protocolo para que se pudiera relacionar lo humano con lo Divino. Interesante hacer notar que dicho Protocolo no estaba escrito hasta que le fue dado al hombre en el Monte Sinaí.

La Religión u Protocolo de Relación con el Creador fue entregada en dicho lugar sagrado, donde quedó claramente definida para la eternidad. Antes de que fuera entregada la Ley del Sinaí por escrito, el hombre ya practicaba Religión, por ejemplo el conocido Shabat.

El Shabat como festividad semanal, fue establecido y practicado ya en el Edén. Tengamos en cuenta que fue por medio de la Religión, sustituta de la Relación, por la cual Dios le enseñó al hombre el Protocolo para relacionarse con Él. Dicho Protocolo es una descripción pormenorizada para celebrar el Shabat y en el resto de las Festividades. Por tanto, de una Relación Directa con Dios, el hombre pasó a Religión Protocolaria. Primero Dios se relacionaba con el hombre directamente y después de “la gran desobediencia”, el mismo Cielo establece una forma de relación indirecta que se llama Religión u Orden Protocolario.

¿Cuál es la diferencia entre Relación y Religión? La forma, no el fondo. Dios seguía relacionándose con el hombre, pero cambió la forma de hacerlo. De una Relación con mayúsculas pasó a Religión, también con mayúsculas. De una amistad directa con Dios se pasó a una relación indirecta que hemos definido como Religión. Surge por tanto, con la Religión, una forma de Relación llamada religiosidad, que antes era pura y simplemente conocida como amistad con el Creador.

Cuando se rompe la amistad con el Creador, la relación se convierte en formas protocolarias de relación. La confianza ha sido quebrada y se sustituye por un Orden o Protocolo, eso es religión. El Cielo puso sus normas para que el hombre se relacionara con su Creador. No confundir con lo que hoy definimos como entrevista. Cuando quieras hablar conmigo, primero me llamas para concertar una cita, después miro el día y la hora en que tengo libre y después te confirmo el día. Si surge un imprevisto entonces te llamaría para ponernos de acuerdo en una nueva fecha. Esto es una relación comercial nada más, note la diferencia con Relación y con Religión.

Religiosidad debería ser sinónimo de espiritualidad. Para relacionarse con Dios ya no valen los parámetros del Edén, hace falta un Orden o Protocolo que debe incluir religiosidad o espiritualidad que también deben ser sinónimos. La Religión tiene forma y fondo, lo cual no es malo en sí mismo. Lo malo es que la religión que practiquemos no tenga valor alguno por estar basada en forma sin el fondo espiritual necesario. La forma y el fondo son necesarias para una correcta Relación Protocolaria con el Creador pero sobre todo el fondo.

Fondo incluye espiritualidad y santidad, concepto más difícil de definir. Si el religioso no puede refrenar su lengua, es un claro indicio de que su religión o creencia es vana, por carecer de fondo. Una clara definición de santidad la encontramos en el Libro de Isaías 35.8, donde dice: "Y habrá allí calzada y camino, el cual será llamado Camino de Santidad. No pasará por allí ningún impuro, sino que Él mismo estará con ellos". La impureza y la santidad no se relacionan. Observe la expresión impuro, que hace referencia indirecta a la Religión Pura por la cual ningún impuro podrá transitar. El puro estará en el Camino Puro de Santidad; en otras palabras, estará limpio de polvo y paja. 

Tres conceptos son muy importantes comprenderlos en su justa medida, Religión, Religiosos y Religiosidad. La Religión ordena la relación entre el religioso y Dios, que conlleva necesariamente religiosidad, espiritualidad y, como es evidente, santidad. La espiritualidad se debe traducir como un estilo de vida puro. La espiritualidad se manifiesta por la santidad, sin la cual nadie verá a Dios. En otras palabras, sin la cual nadie se relacionará espiritualmente con Dios, como se nos dice en Hebreos 12.14. "Seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor".

La santidad es la expresión máxima de espiritualidad o religiosidad, que se manifiesta por medio de la Religión y que permite la correcta Relación con Dios. Sin santidad no hay verdadera espiritualidad, como mucho una vana religiosidad que no conduce a nada. ¿Existe una Religión vana? Para que exista una religión vana o impura tiene necesariamente que existir una Religión Pura, en otras palabras, sin mezclas. La religión y la religiosidad se convierten en vanas cuando están mezcladas con algo, llámese política u otra filosofía, la cual la convierte en impura, esto es sin valor alguno en la Relación con Dios.

Existe por tanto una religión vana y una Religión Pura y Útil. Sin ella no sabríamos cómo relacionarnos con el Creador, la cual tiene forma, fondo y es necesariamente espiritualidad. Si alguno se cree, se considera a sí mismo espiritual, pero no controla su lengua, su religiosidad manifestada por su Religión, la que sea, no tiene ningún valor espiritual. Su religiosidad se convierte en una mezcla político-religiosa trasnochada con falsa apariencia religiosa.

¿De qué depende que la religión sea buena y útil o mala e inútil? De la capacidad de controlar nuestra lengua, que viene dado por la espiritualidad. Religión es a la religiosidad como lo santo a la santidad, no pueden coexistir por separado. La Religión Pura nos lleva a una correcta relación con Dios manifestada por una vida igualmente pura, como se nos enseña en Santiago 1.27, donde se nos dice: "La religión pura y sin mancha delante de Dios el Padre es esta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones y guardarse sin mancha del mundo".

Religión Pura nos lleva a una relación pura con el Cielo y con los hombres en la tierra. La Religión Pura es la que nos lleva a ser puros, a controlar nuestra lengua y a ser santos, esto es, vivir en santidad amando a Dios y al prójimo como a nosotros mismos. Los impuros ni ven, ni disciernen la Religión Pura establecida por el Cielo. Solo los puros ven la Religión Pura. Los impuros no pueden andar por el Camino de la Santidad, por tanto no la pueden ver, entender o discernir. ¿Tiene nombre la Religión Pura? Sí, el Judaísmo que Jesús enseñó y practicó. Verdadera religiosidad, pura, sin defecto, Revelada por Dios por medio del Mesías, pero esto es parte de otra historia que trataremos con el favor del Cielo en otro momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas