La obediencia trae bendición

Obedecer a Dios siempre trae bendición especialmente en el contexto de la Familia de Fe. La bendición es sinónimo de obediencia a Dios en el sentido más amplio de la palabra. Cuando una familia no distingue lo que significa la obediencia a Dios en su núcleo familiar y por consiguiente en el más amplio núcleo de la Familia de Fe, la catástrofe está asegurada.

Distinguir la obediencia y distinguirse en obediencia deben ir juntos. Algunos distinguen o saben que tienen que obedecer pero no se distinguen por obedecer. La obediencia forma parte del rol que tenemos como esposo, esposa o hijos por centrarnos en el contexto que hoy tratamos de la familia. Un esposo que no sabe cuál es su papel, una esposa que hace dejación de sus deberes y unos hijos que no honran a sus padres, son la peor imagen que una familia de fe puede dar internamente y externamente.

La obediencia trae bendición a un padre que se distingue por saber ser padre ejercitando su autoridad aun en contra de todo y de todos incluido su propio círculo familiar. Por mucha presión que tenga el Cabeza de Familia debe ejercer su responsabilidad con firmeza, santa autoridad y con un amor a prueba de todo género de dudas. La firmeza y el amor no están reñidos sino todo lo contrario. El esposo debe manifestar un profundo y respetuoso amor a su familia ejerciendo la autoridad que el Cielo le ha encomendado. Tener la firmeza para dirigir su propia familia no entra en contradicción con el verdadero amor a la esposa y a los hijos sino todo lo contrario.
   
La obediencia trae bendición a la esposa cuando respeta la autoridad de su esposo y ejerce el servicio a Dios cuidando íntegramente a su esposo e hijos. La corriente feminista de la liberación de la mujer ha traído tanta desgracia como la corriente machista de la imposición por la fuerza del hombre. La esposa debe centrarse en su esposo exclusivamente al igual que el esposo como es evidente en sus esposa y ser la responsable de la organización del hogar. Una sencilla casa u hogar es una gran empresa en pequeño que exige dirección, organización y control en todas las áreas que la determinan. Cuando la esposa hace dejación de su responsabilidad y se dedica a otras cosas que no son su esposo y sus hijos, por este orden, la tragedia tarde o temprano llegará. Ser feminista es una cosa y femenina otra por eso hay que saber conjugar el verdadero rol de los miembros de la familia.

Hemos visto muchas familias donde el hombre se dedica en exclusiva así mismo. Hombres egoístas y egocéntricos que no solo abandonan su responsabilidad familiar sino que a la vez mantienen relaciones ilícitas, promiscuas y adúlteras usando la tapadera de la responsabilidad laboral. Hombres machistas que ejercen violencia verbal y física contra su esposa e hijos a los cuales acaban destrozando físicamente y emocionalmente. No queremos ni cerca ni lejos a este tipo de hombre brutal, egoísta y dañino cuyo fin será la más absoluta desgracia. El Cielo no perdona la injusticia la cometa quién la cometa.

Hemos visto muchas familias donde la esposa se dedica en exclusiva a ella misma. Mujeres egoístas y egocéntricas que solo quieren llamar la atención de los demás. Mujeres que dejan los quehaceres del hogar mientras que su esposo trabaja duramente para darle lo mejor a ella y a sus hijos. Mujeres con mentalidad matriarcal que se creen las reinas del hogar y que piensan que deben ser servidas. Mujeres que nunca se han desvinculado emocionalmente de su familia y que no han sabido ser uno con su esposo. Igualmente no queremos ni de cerca ni de lejos a este tipo de mujer destructiva consigo misma, con su familia y si llega el caso de la Familia de Fe de la cual dice formar parte.

Estamos en tiempos peligrosos donde la sociedad quiere destruir el concepto bíblico de familia destruyendo el papel del esposo, de la esposa y de los hijos. Abogamos por un modelo bíblico de esposo que sabe ejercer su responsabilidad y autoridad con paciencia, fe y amor. Abogamos por una esposa que sabe dirigir su hogar sirviendo a su esposo y a sus hijos con santa dedicación. Una esposa que administra su tiempo y que no como el pan de balde. La referencia de cómo debe ser la mujer que conoce a Dios la encontramos en el libro de Proverbios.

Esposos lean detenidamente la descripción que hace Proverbios de la esposa virtuosa y del esposo responsable. La descripción bíblica de esposa y esposo es un espejo donde deben mirarse cada día. El futuro está escrito en el pasado que nos deja la Escritura obviarlo es una temeridad y muestra de una inmadurez espiritual espantosa. Recuerden la obediencia trae bendición y guarda de la destrucción más dolorosa de la familia. No les digo más, el que lee entienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas