El último que llora, llora más


Estamos presenciando con horror como inocentes ancianos, niños, jóvenes, mujeres, soldados y personas de toda condición están siendo asesinadas cobardemente por los yihadistas palestinos en las calles de todo Israel. 

Horroroso y extremadamente cruel es ver como muchos defienden los atroces acuchillamientos justificándolos con los consabidos slogan de siempre que no voy a repetir aquí. Los que defienden a los terroristas palestinos deben saber y tener muy claro que serán los primeros en caer en las manos de los yihadistas cuando empiecen hacer lo mismo en otras partes del mundo. 

Ley de Retribución, que no falla, dice que aquello que sembramos es lo que recogeremos. El odio que inducimos a otros se volverá contra nosotros mismos y al final sufriremos las consecuencias de apoyar al Mal y al Malo con mayúsculas. La Biblia dice que el Diablo es mentiroso y asesino dos elementos que están claramente presentes en las depravadas vidas de los terroristas.

La mentira es tan asesina como el mismo asesinato. Tanto los asesinos directos como los que los apoyan o justifican a los yihadistas palestino son asesinos en serie. Mientras los hombres sigan las premisas del yihadismo estarán sometidos al espíritu mentira y muerte que representa. La humanidad está sumergida en un pantano de sangre y muerte del cual solo nos puede sacar el Creador, el único Dios Verdadero.


La enseñanza del Cielo es muy clara y se tiene que poner en alto para que alumbre a todas las naciones ¡Ya os tocará llorar! El último que llora, llorará más. Como tu hiciste se hará contigo. No hay vuelta de hoja ¡Escrito está!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas