Israel la Sucá del Cielo para todas las naciones

Los preparativos para Sucot ya están en marcha y se palpa en el ambiente la emoción de la Festividad. La construcción de la Sucá comienza inmediatamente que termina el Día de la Sentencia, más conocido como Yom Kipur. En estos días las actividades cotidianas se retoman y los preparativos para Sucot envuelven a toda la familia.

Israel como nación está en continua construcción lo cual nos podría llevar a pensar, salvando las diferencias, que todo el año es Sucot. La construcción en Israel de viviendas es de vital importancia, pero cada vez que se levanta una casa la comunidad internacional protesta airadamente. Cuando Israel menciona que va a proyectar la construcción de viviendas, solo con mencionarlo, se levantan voces de crítica contra la mencionada pretensión. La comunidad internacional condena a Israel cuando construye viviendas para sus ciudadanos, pero se muestra condescendiente con la caótica y destructiva construcción por parte de los árabes palestinos.

La comunidad internacional, representada por la ONU, además de aplaudir y promocionar la construcción entre la comunidad árabe, la subvenciona. Lo más dramático es que la mayor parte de los medios económicos, que recibe la Autoridad Nacional Palestina, se utilizan en la construcción de lujosas viviendas para los gerifaltes palestinos. Por otro lado, en el gobierno del grupo terrorista Hamás en Gaza, se utilizan básicamente en la construcción de túneles. La comunidad árabe palestina pasa penurias porque sus dirigentes emplean los millonarios fondos que reciben en su propio beneficio o en la destrucción de sus vecinos israelíes.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informan que, aprobado para su publicación, para construir un túnel, Hamás necesita 350 camiones de materiales de construcción. Cada túnel cuesta unos tres millones de dólares. Conforme a las estimaciones de las FDI, con estos tres millones de dólares, se podrían construir 86 casas familiares, 19 clínicas de atención primaria, seis escuelas y 7 mezquitas. Los túneles encontrados por las FDI sobrepasan los treinta contabilizados hasta finales del 2015 ¿Cuánto supone este cómputo de túneles en dólares? Aproximadamente 90 millones de dólares. Imagínese todo lo bueno que se podría hacer, por la diezmada y sometida población palestina.

En este maravilloso tiempo anual, en alguna manera, Israel se ocupa y se preocupa en construir una Sucá Nacional, que acoja a cuantos quieren hacer Aliá. La construcción del futuro del Pueblo de Israel empezó en una sencilla sucá en el desierto. Una sucá que se ha ido agrandando, para dar cabida a los millones de judíos que viven diseminados por todo el mundo. 

Sin temor a equivocarnos podríamos decir, que todas las naciones se han beneficiados del espíritu constructivo que muestran los judíos en todo el mundo. La motivación y el entusiasmo que muestran los ciudadanos de Israel por construir la Sucá de Sucot y la Sucá Nacional es un ejemplo para el resto de naciones. Israel construye, avanza y crece beneficiando a la comunidad internacional en su conjunto.

La Sucá de Sucot representa la temporalidad de la vida y la dependencia que tenemos del Cielo, para nuestra subsistencia. Una temporalidad que no excluye la perseverancia en el tiempo de hacer todo con calidad material y calidez humana. Israel construye su futuro con los pies en la tierra y los ojos en el Cielo. La Sucá de Sucot exige que se pueda ver el cielo desde sus adentros. Nos unimos a Israel en estas celebraciones tan especiales, con la certeza de que seguirán construyendo el futuro e iluminando al resto de las naciones. Israel es la Sucá del Cielo, para todos aquellos que tienen su fe y esperanza en el Eterno ¡Jag Saméaj Sucot!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas