Los distintivos de la superación del sufrimiento


El sufrimiento es innato al ser humano y al resto de la creación. Todos los seres vivos sufren incluida la misma creación, que gime esperando ser regenerada. El sufrimiento y el dolor están tan relacionados, que nos es difícil separarlos. Tanto el sufrimiento como el dolor pueden ser de carácter físico, emocional y espiritual.

El sufrimiento emocional puede generar un dolor físico denominado psicosomático, que afecta a diversas partes del cuerpo. El sufrimiento causa dolor emocional y físico, que en un grado extremo puede llegar a ser crónico manteniéndose por mucho tiempo. Las personas más sensibles tal vez experimenten ese tripe sufrimiento y dolor en todas las áreas mencionadas. La Biblia nos muestra como muchos hombres y mujeres de fe experimentaron grandes sufrimientos y cómo los superaron.

En la vida de muchas personas pareciera, que solo han conocido el sufrimiento y el dolor acompañados de una inmensa tristeza y desesperanza. Que el sufrimiento produce desesperanza no es nuevo, pero no estamos hechos para sufrir sino para superar el sufrimiento. Los distintivos que manifiestan los que superan el sufrimiento nos ayudarán a superar nuestros propios sufrimientos y dolores.

José el hijo de Jabob es un ejemplo a meditar, de cómo sobrellevó y superó el sufrimiento y el dolor. Todos saben que José tuvo dos hijos Manasés y Efraín “Llamó José al primogénito Manasés, porque dijo: Dios me hizo olvidar todos mis sufrimientos, y a toda la casa de mi padre. Al segundo lo llamó Efraín, porque dijo: Dios me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción” quedando así relatado en Génesis 41.51–52.

José fue uno de los personajes bíblicos, no el único, que sufrió mucho a lo largo de su vida. Envidiado por sus hermanos, hasta el punto de querer asesinarlo, fue vendido cómo esclavo muy joven. El sufrimiento y el dolor fueron parte integral de la vida de José. Padeció cómo esclavo y acusado falsamente experimentó el sufrimiento y el dolor de la cárcel ¿Qué distintivos manifestó José en tan doloroso periplo de su vida? Sin duda que encontraremos muchos y beneficiosos distintivos, que nos ayudarán a sobrellevar nuestros particulares padecimientos.

Un consejo imprescindible, para entender de lo que estamos compartiendo, es leer detenidamente la historia de José. Lo oportuno sería hacer un listado de aquellos distintivos, que se van apreciando en su la vida. No me cabe la menor duda que encontraremos muchos y muy importantes distintivos, que nos darán ánimo y visión para seguir adelante en medio del sufrimiento y el dolor.

Los hijos de José, mencionados anteriormente, llevaban nombres muy significativos. El nombre de Manasés está relacionado con “olvidar” y el nombre de Efraín con “fructificar” con producir cosas buenas. En el campo de la superación personal es imprescindible olvidar el sufrimiento, para poder emprender un nuevo proyecto de vida que dé frutos abundantes.


Si vamos a superar el sufrimiento y el dolor tenemos que empezar por olvidar los padecimientos, con la esperanza de tener una nueva vida de bendición y progreso. Un claro distintivo de aquellos que superan los sufrimientos y los dolores es una mente positiva de fe en el Señor. José se mantuvo, durante el largo tiempo de sufrimiento que soportó, por su relación personal con el Dios de sus padres Abraham, Isaac y Jacob. 

Lo peor que podría pasarnos no es tanto sufrir, que también, sino perder la esperanza de dar buenos frutos y superar los retos que la vida nos presenta ¡Los distintivos de fe nos capacitan para llorar con el que llora, para identificarnos con el que sufre y para reír con el que ríe! La vida es una mezcla de lágrimas y risas que sirven para modelar nuestro carácter ¡Un fuerte abrazo amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas