La Historia de Pesaj para niños

La historia de Pesaj comenzó en Egipto hace mucho tiempo con el nacimiento de un niño que con el paso de los días se convirtió, en un gran líder. 

Los acontecimientos que os vamos a contar fueron protagonizados por una sencilla familia que vivían como esclavos, de un malvado faraón. Un día se dictó una ley que decía que todos los niños hebreos, llamados judíos en la actualidad, nacidos en Egipto debían morir.

Todas las mamás judías de Egipto estaban muy asustadas con la terrible orden del faraón, pero la mamá de nuestro pequeño amigo pensó un plan, para salvar la vida de su hijito. El plan era hacer una cestita recubierta de algo pegajoso, para que el agua no entrara, y poner a su hijito en el río Nilo esperando que se salvara. Así lo hicieron y la cestita llevada por la corriente llegó, milagrosamente, a la casa de la hija del faraón, que lo adoptó como si fuera su hijo y le puso el nombre de Moisés.

Los hebreos sufrían a manos de los egipcios que los trataban, con mucha dureza. Los egipcios hicieron servir a la fuerza en la fabricación de ladrillos de barro. Lo peor es que había capataces que los daban con látigos, para que no pararan de trabajar. Un día Moisés supo que él también era hebreo y se propuso liberar de la esclavitud a sus hermanos judíos.

Moisés se peleó con un capataz y huyó de Egipto, para refugiarse muy lejos. Un día Moisés vio en un monte una zarza que estaba ardiendo y que no se apagaba. En ese monte Dios le habló y le dijo que tenía que regresar a Egipto, para liberar a su pueblo de la esclavitud. Moisés se quedó impresionado y le dijo que él no podía hacer algo tan importante. Moisés pensaba que no sabría que decir al faraón y que no tenía fuerzas para enfrentarse al faraón y a todo su grandioso ejército. Dios le dijo que el bastón que llevaba en sus manos le sería suficiente, para vencer a los egipcios.

Un solo hombre con un bastón en sus manos ¿Cómo podría vencer a los egipcios? Además, Moisés pensó qué le diría a su familia sobre quién le había dado la orden de liberar a los judíos ¿Quién eres para qué se lo diga a mi pueblo? Dios le dijo diles que YO SOY EL QUE SOY y así Moisés se marchó, para hablar con el faraón y decirle que dejara libre a su pueblo.

Dios mostró su poder por medio de Moisés haciendo grandes señales y maravillas contra el faraón, los egipcios y su ejército. Los egipcios eran muy soberbios contra los esclavos judíos y los tratan con mucha dureza. Dios se hizo conocer en Egipto por medio de las Diez Plagas con las que venció el orgullo del faraón y de los egipcios. Moisés le dijo al faraón: Deja ir a mi pueblo para que adore en libertad al Único Dios, pero el faraón se negó.

Las plagas fueron terribles, pero el orgulloso faraón no dejaba ir a los esclavos hebreos, para que adorasen a Dios. El faraón pensaba que los muchos dioses egipcios y su inmenso ejercito eran más fuertes que el Único Dios Verdadero. Os recordamos que Dios se presentó como YO SOY EL QUE SOY. A pesar de las plagas que Dios mandó sobre Egipto el faraón no dejaba libres a los hebreos.
La última plaga fue la más dura y Moisés les dijo a los judíos que se prepararan, para tan terrible plaga, que estaba a punto de pasar. 

 
La plaga llamada de los Primogénitos sucedería por la noche. Moisés le dijo a su pueblo que pusieran en las puertas de sus casas una señal, para que la plaga no entrara en sus casas. Con la sangre de un cordero se marcó las puertas de los esclavos judíos y la plaga PASÓ de largo de las casas de aquellos, que tenían la señal ¿Cuál era la plaga? Qué todos los primogénitos egipcios, fueran hombres o animales, morirían esa noche. Los judíos tenían que quedarse en sus casas, con la señal en la puerta, y tener una cena muy especial comiendo cordero y pan sin levadura. 

Todos tenían que estar preparados para salir al día siguiente de Egipto y dejar de ser esclavos. La noche en la que ocurrieron esta historia se llamó PESAJ, pues la plaga enviada por Dios PASÓ de la casa de los judíos y no les hizo ningún daño. Al día siguiente el faraón dejó a los judíos que saliera de Egipto y empezaran un camino al que hemos llamado Viaje a la Libertad ¿Quieres saber lo que pasó en ese viaje? Te lo contaremos en el siguiente capítulo de este milagroso Viaje a la Libertad. Una historia muy emocionante con grandes milagros y fantásticas emociones, que os vamos a seguir contando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas