Día de Jerusalem (Segunda parte)



El Día de Jerusalem, junto con el 70 Aniversario de la creación del Estado de Israel, marca este año el comienzo de una serie de acontecimientos que traerán grandes cambios, a nivel internacional. En los últimos días se ha producido el ataque de la Guardia Revolucionaria de Irán, atrincherada en Siria, contra las posiciones defensivas de Israel. Un ataque que ha causado la repulsa incluso de la reticente Europa, contra el Irán de los ayatolás.

La historia de los pueblos de esa zona del mundo que va desde Líbano, Siria, Jordania y Egipto todos ellos con frontera con el moderno Estado de Israel, así como la de Turquía e Irán está descrita en la Biblia. Una historia marcada de odio, destrucción y muerte contra el Pueblo Judío. La caída del antiguo Imperio Medo Persa la estamos presenciando, de forma especial, en este tiempo. No es posible transcribir todos los pasajes que hablan de estos países en este breve comentario. Una somera lectura, de algunos versículos, será suficiente para hacernos una idea de lo que está pasando y en alguna medida de los que pasará.

“Así ha dicho Dios: Yo levanto un viento destructor contra Babilonia y contra sus moradores que se levantan contra mí. Enviaré a Babilonia aventadores que la avienten, y vaciarán su tierra; porque se pondrán contra ella de todas partes en el día del mal. Ordenaré al flechero que tensa su arco y al que se enorgullece de su coraza, que no perdonen a sus jóvenes y que destruyan todo su ejército. Caerán muertos en la tierra de los caldeos y alanceados en sus calles. Porque Israel y Judá no han enviudado de su Dios, el Señor de los ejércitos, aunque su tierra fue llena de pecado contra el Santo de Israel” Jeremías 51.1–5


La caída total del llamado Imperio Medo-Persa constituido también por los modernos países anteriormente citados está a la vista, de forma irremediable. Una caída que posiblemente se completará, totalmente, en nuestra generación. Los imperios antiguos se han deshecho, pero los países de antaño con sus dirigentes siguen intentando aniquilar a los judíos representados en la actualidad, por el moderno Estado de Israel. En los setenta años que van desde la constitución milagrosa del ya nombrado Estado de Israel las guerras contra sus enemigos no han dejado de sucederse.

En los 70 años que las Fuerzas de Defensa de Israel llevan activas desde la creación del Estado de Israel ha combatido en numerosas guerras. La primera llamada Guerra de Independencia. El Ejército de Israel, para ese entonces, estaba formado por organizaciones judías de carácter militar activadas antes de la fundación del Estado de Israel. Un ejército que comenzó de forma improvisada, mal equipado y con un armamento obsoleto. La historia nos cuenta que “al final de la Guerra de la Independencia de 1948 las FDI habían derrotado a cinco ejércitos árabes invasores y se convirtieron en lo que son hoy”. Un moderno ejército preparado para toda contingencia posible frente a sus enemigos.

La famosa Guerra de los Seis Días del 1967 que marcó la historia de Israel hasta el presente. “En 1967, Siria, Egipto y Jordania, quienes firmaron un acuerdo de defensa mutua, se prepararon para invadir a Israel” Una vez más Israel reaccionó de forma contundente bajo la premisa de anticiparse y actuar que siempre es mejor, que prepararse y esperar. El tiempo de reacción del moderno Ejército de Israel está llegando a unos estándares imposibles de igualar, por ningún otro ejército en la actualidad. La Guerra de Yom Kipur del 1973 en dónde una coalición de Estados Árabes, guiados por Egipto y Siria, atacaron Israel en Yom Kipur. La primera Guerra del Líbano en 1983 y la segunda que duró desde el 12 de julio al 14 de agosto del 2006. No podemos olvidar la llamada Guerra de los 50 Días que concluyó en agosto del 2014 con la destrucción de buena parte del entramado terrorista de Hamás, en Gaza.


La fecha del 8 y 9 de mayo de 2018 quedará de nuevo para los anales de la historia por la victoria relámpago que se produjo en la definida por los medios como “la operación de mayor envergadura en la zona desde los años setenta” por la cual el Ejército de Defensa de Israel atacó de forma quirúrgica varias decenas de bases terroristas iraníes dentro de Siria destruyéndolas de forma definitiva. Con todo, la presión contra Israel continua tanto en el campo de batalla del terrorismo como en la llamada guerra mediática, contra el Estado de Israel. El artículo publicado en diferente medio digitales bajo el título “La guerra relámpago de las seis horas” nos aportará una mayor comprensión del presente estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas