Las Navidañas

Los Regalos Sociales y las Redes Sociales
La costumbre de dar regalos, especialmente en estas fechas llamadas por el mundo cristiano-pagano Navidad, está relacionado con la vanagloria de la vida o el deseo de aparentar, más que el de ser, lo que se debe ser.  
Conocida entre nosotros como "Las Navidañas" podemos afirmar y afirmamos, podríamos prometerlo también, que este maléfico tiempo del año representa la conjunción de todas las falsedades de la humanidad, aunque suene muy grandilocuente decirlo así. Claramente enseña la Escritura, que la raíz de todos los males es el amor al dinero, no el dinero no confundirlo, que se traduce en codicia, deseo de aparentar, orgullo desmedido y oscuro placer de regalar cosas para conseguir algo de alguien, entre otras cosas. Puede ser que se espere conseguir un fatuo reconocimiento, una autoestima mal entendida u otras cuestiones que no me es apropiado reproducirlas dentro del horario infantil espiritual en el que estamos.  
La presente información o enseñanza, no pasa de moda, mantiene su vigencia y no por mucho repetida es asumida, así lo asumo. Su objetivo que no caigáis, especialmente vosotros mis amigos, en los mismos desmanes y despropósitos en los cuales el mundo cristiano-pagano cae, y de qué manera. No podemos decir que somos lo que somos, sino actuamos como debemos ser. El consumismo que nos consume, como alguien dijo, está dejando en la doble ruina económica y espiritual a muchos que pavoneándose de buenos, se llaman cristianos, que en muchos caso es una manera más de destacar y hacerse notar. Si quieres llamar la atención vete al concurso de LA VOZ de Telecinco y canta lo que el mundo te mande cantar. Luego vas y lo "twitteas" o lo pones en el Facebook para la vanagloria de tus amigos y familiares, que se quedarán con la boca abierta pensando lo que hace “Dios” en tu vida. ¿No sé cómo pueden entender lo que hace supuestamente Dios en tu vida sino conocen a Dios? Me refiero al Único y Verdadero Dios. Esto lo digo a quién corresponda, no lo tomes como personal.
 
Siempre estamos hablando de la importancia de utilizar bien las redes sociales. Utiliza mejor esas redes sociales para hacer reflexionar a los demás, incluidos amigos y familiares, especialmente a estos últimos. Cuando utilices las redes sociales, en la que algunos son expertos en su mal uso y abuso, trata de que se den cuenta de lo mal que están. Todos somos pecadores, pero algunos están dentro del grupo de “ex-pecadores anónimos” tenlo en cuenta. Hazles ver las maldiciones generacionales que arrastran y la necesidad imperiosa que tienen de Dios. Hablo de Dios, no de una cierta iglesia o grupo, se llame como se llame, aunque diga representar a Dios, que ya les vale. De todas maneras y esto también lo he dicho en numerosas ocasiones, sino estás cómodo o cómoda con tu Familia de Fe, siempre tendrás tu "familia de mala fe" esa que heredaste y que a su vez heredaron ellos de sus antepasados. En algunos caos, pareciere que habiéndote liberado el Señor de esa dañina herencia, la miras de reojo, la haces guiños de aprobación y como que te produce una cierta y morbosa nostalgia del pasado. Esto también lo digo a quién corresponda, nada de nada de tomártelo como personal, recuérdalo.  
No se trata de que vean lo bueno que tú eres y lo mucho que Dios te bendice por encima del resto de los mortales. Se trata de que les hagas pensar en la responsabilidad que tienen delante del Creador de lo que hacen o no hacen en sus vidas. Por mi parte espero que estas reflexiones te lleven a una profunda meditación de cómo estás gastando el tiempo y los medios económicos que tienes. Puedes utilizarlos bien o mal, solo depende de ti. No gastes el tiempo en las redes sociales en contar tu vida, entiéndase contar cosas intrascendentes que solo exaltan tu ego personal. Cuéntales a tu familia y amigos lo que necesitan, aquello que supuestamente tú tienes y en abundancia, a lo menos eso es lo que dices. Tampoco te confundas en esto, no se trata de lo que dices que eres, de a dónde vas, del grupo en el que crees estar, de la cantidad de gente que vaya o de la buena música que tengan en una especie de espectáculo cristiano-circense que representan muchos y del cual muy posiblemente participes. Quién mejor lo sabe eres tú mismo, no te ofendas.  
Se trata de que seas diferente al mundo cristiano-pagano. Se trata de que no hagas lo que los paganos y cristianos-paganos hacen, que son dos grupos afines. Se trata de que no regales hasta endeudarte y tengas que pedir prestado, sumando vergüenza a desvergüenza. Se trata de que seas un verdadero discípulo del Mesías, que nada tiene que ver con el "Cristo de los Faroles" de los faroles que se tiran los cristianos en las redes sociales, ya me entiendes. Si no me entiendes, busca en el diccionario lo que significa "tirarse un farol" un farol, como ya hemos definido, cristiano-pagano. Si vas a regalar algo regala "incomodidad de conciencia" con lazo de color oro incluido, para que quede más elegante. Haz pensar a los que te rodean e incomódales, aunque te incomoden a ti después con sus quejas y desprecios, ese es el riego que corres y el precio a pagar, si estás dispuesto.  
Los regalos sociales y las redes sociales están totalmente vinculados y relacionados. "Regalos y Redes" se utilizan para llamar la atención y quedar bien, ojo en la mayoría de los casos, que no digo que sea el tuyo precisamente, eso solo lo sabes tú y el Cielo. Por mi parte me limito, como es mi deber y obligación, a recordártelo, a incomodarte y a enseñarte. Bueno siempre que quieras aprender y en particular de mí, de este tu sincero y constante "incomodador de conciencia" a tiempo completo. No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él, porque nada de lo que hay en el mundo—los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida— proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre (1 Juan 2.15–17).
¿Quiénes celebran la misma Navidad que tu?

 
¿Te das cuenta con quienes celebras la misma Navidad? Ni te lo imaginas. ¿Podemos celebrar las mismas fiestas que todo el mundo festeja? Navidad es una fiesta con un oscuro trasfondo relacionado con el paganismo en todas sus formas y prácticas? Por nuestra parte las hemos llamado las Navidañas ¿Qué son las Navidañas? ¿Qué daños y de qué tipo has sufrido a lo largo de tu vida celebrando Navidad? "Cuéntame". Las Navidades son un sincretismo seudo-religioso que nada tiene que ver con el nacimiento y vida de Jesús, a no ser que Papá Noel diga lo contrario. En las Navidañas muchas familias sufren graves enfrentamientos, no quieren verse y por tradición tienen que juntarse ¿Sabes que significa esto? Problema seguro, en palabras coloquiales "bronca segura". Ahora vas y lo twitteas, bueno si Papá Noel y los Reyes Magos te dejan. En nuestro canal LabranzaTV encontrarás varios vídeos le ayudarán a formar una opinión al respecto. 
¿Tienes que demostrar tu amor regalando cosas?

Me figuro que la guerra psicológica de que tienes que demostrar tu amor por tus hijos y por los demás, comprándoles regalos ya habrá empezado, bueno desde el mes pasado. Me figuro que estarás en medio de una vorágine febril, pasión desenfrenada o mezcla de sentimientos muy intensos, como lo define el diccionario que te tendrá de aquí para allá todo el día y parte de la noche.
Me figuro que habrás comprado muchos regalos dentro de grandes cajas y los tendrás envueltos en brillantes papeles, que demostrarán tu gran amor por los demás. Me figuro que serán regalos muy grandes a precios muy pequeños. Lo que se trata es de aparentar, que en estos tiempos es lo único que sale más barato, de momento. Me figuro que estarás como loca, si eres ama de casa, acumulando marisco y pescado entre otras cosas, ahora que dicen que está a mejor precio, para congelarlo y comerlo en una noche, aquello que te costó una semana conseguir. Me figuro que estarás peleando con otros buenos padres, en algún grande almacén, por el último juguete agotado que tu hijo o hija quiere a toda costa. Me figuro que como amas tanto a tus hijos y se lo quieres demostrar, no te importará pelearte y llegar a las manos si fuera necesario por conseguir lo que sea al precio que sea, aunque después estarás comiendo tu y tus hijos las sobras de las fiestas durante una semana por lo menos.
Me figuro que eres de esa gran mayoría que dice "la ilusión no se la podemos quitar" y gastarás lo que no tienes por ilusionar a tus hijos con cosas ilusorias que tirarán en una caja de juguetes a los dos días, pero los habrás ilusionado. Me figuro que te habrán llegado muy adentro los anuncios publicitarios, que te dan crédito para que te endeudes, más de lo que estás, para que celebres unas felices Navidades. Me figuro que cantarás la canción no escrita "Vuelve a endeudarte por Navidad" mientras una lágrima cae por tu sonrojada mejilla, que ya no se sonroja por nada. Me figuro que no habrás pasado, ni por supuesto pasarás, un buen tiempo de calidad con tus hijos y esposa o esposo. Me figuro que será otro año en que dirás "Feliz Navidad" a gente que no te importa, pero de la cual esperas sacar algo. Me figuro que ya habrás llenado la casa de luces y bolas de colores, que habrás puesto el maléfico Árbol de Navidad y que habrás sucumbido a los tópicos que este tiempo de Navidad impone.
Me figuro que estás cansado de tanta frivolidad, mundanidad y peligrosa falsa religiosidad, pero que una vez más seguirás la corriente de este mundo. Me figuro que harás lo que todos hacen, que comerás lo que todos comen a la misma hora y que así seguirás año tras años, hasta que la tierra se pare o sean hechos “cielos nuevos y tierra nueva” aunque te recuerdo que queda mucho para eso. Me figuro que no quieres cambiar y que estas palabras solo te incomodarán la conciencia, como mucho. Espero que así sea, que te incomoden tanto que te decidas a cambiar, que ya basta el tiempo de hacer lo que al mundo le agrada. Me figuro que como te defines como un buen cristiano, habrás leído alguna vez estas palabras de Pedro: “Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, placeres, borracheras, orgías, disipación y abominables idolatrías. A estos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; (1 Pedro 4.3–4). Me figuro que se te han olvidado, si es así toma rabos de pasa, que dicen los entendidos ayuda a la memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, opiniones o consultas