Boicot a la Bendición del Cielo


En este tiempo se ha intensificado la presión contra Israel en forma de antisemitismo, antisionismo, terrorismo, y el llamado boicot, que propugna el odio contra los judíos en general. Antisemitismo, antisionismo, terrorismo y boicot son conceptos sinónimos por su manifiesta violencia contra Israel y sus ciudadanos. Los gobiernos de diferentes países, entre ellos España, no dejan de acusar a Israel de todos los males del mundo. El antisemitismo no es un mero rechazo cultural o étnico, es una violenta y asesina doctrina, que genera odio a muerte contra los judíos.

La base del boicot a Israel es la misma que sostuvo el nacismo y cuyas consecuencias lamentablemente conocemos. Boicot y odio son también conceptos, no solo sinónimos, sino además inseparables. Aquellos que promueven el boicot a los judíos deben saber que están boicoteando al Cielo, con las consecuencias que ello conlleva ¡Avisados están!

Los amigos de Israel deben manifestar su afecto e inquebrantable posicionamiento, en favor de Israel. El mundo en general está siendo conducido por el camino ancho, que lleva al precipicio de la oscura condenación eterna ¿Quiénes estarán dispuestos a levantar su voz a favor de la Verdad? El Cielo está buscando hombres, mujeres y hombres, que sean valientes para proclamar la Verdad de la Eterna Salvación. No hay posibilidad de salvarse, sin ser liberados del odio al Israel de Dios y al Dios de Israel.

Los términos en los cuales nos expresamos no deben entenderse como conceptos sionistas, que también. La terminología con la cual nos expresamos debe entenderse eminentemente como bíblica. La aspiración que tenemos es dotar de conciencia moral a los que promueven el odio antisemita del boicot a Israel. 

Queremos representar, en forma práctica, los Principios Espirituales, que son parte de los Mandamientos dados por el Cielo a la humanidad. Solo conociendo la Verdad podemos ser libres, en el sentido más amplio de la palabra libertad. El boicot a Israel, además de diabólico, supone el mayor prejuicio que se pudiera imaginar la humanidad para sí misma. El Cielo bendice a las naciones, países, gobiernos, asociaciones, empresas, instituciones, grupos, familias y personas individuales que bendicen a Israel. 

El otro lado de la moneda es que el mismo Cielo maldice, entiéndase como juicio condenatorio, a los que maldicen a Israel. El boicot a Israel es una de las formas más claras de maldición cuyas consecuencias no tardarán en manifestarse ¡Avisados están!

La presión contra Israel es la pretensión de vencer a Dios y su Voluntad. La maldad de ciertos hombres se manifiesta en orgullo, arrogancia y soberbia, de creer que se puede vencer a Dios y a sus Demandas. Si Dios dice, que nos bendecirá si bendecimos a Israel, tengamos por seguro que lo hará. 

Si el Cielo dice, que maldecirá a los que maldicen a Israel, tengamos por seguro que así también lo hará. No se trata solo de posicionarnos ética o moralmente hablando, que también, a favor del Pueblo más perseguido en la historia. En este tiempo tan especial, históricamente hablando, se trata de ser luz en medio de la oscuridad.

La victoria viene por la fuerza de la fe en Dios y la obediencia práctica a sus Mandamientos. La enseñanza a nuestros hijos es la base de la bendición de nuestra generación y de las generaciones futuras. El concepto de buscar a Dios debe ser rescatado del olvido y formar parte de nuestro estilo de vida. Las palabras son evidentemente necesarias, pero el ejemplo práctico es lo que da fuerza a nuestras palabras. Recordemos qué somos lo qué somos estemos dónde estemos. 

Nosotros no hacemos boicot al Cielo. Lo dejamos para los que transitan por el camino ancho de la perdición. El boicot a la bendición del Cielo no trae cuenta ¡Pobrecillos avisados están!

1 comentario:

  1. El boicot a Israel es una forma de antisemitismo, al estilo nazi, disfrazado de interés social ¡Vaya peligro!

    ResponderEliminar

Comentarios, opiniones o consultas