Ir al contenido principal

El Cuento de Nunca Hamas

El cine nos ha mostrado muchas historias, pero ninguna interminable, tan solo alguna en el título, incluyó dicho término. Todos los cuentos por muy largos e interminables que nos parezcan, tienen un final nos guste o no nos guste. Había un país que se llamaba el país de “Nunca Jamás” donde el poder lo ejercía un despótico pirata, el Capitán Garfio. El y sus secuaces tenían aterrorizados a tan fantasioso mundo. El país de Nunca Jamás, traducido del término en inglés Neverland, es una isla imaginaria surgida de la mente de J. M. Barrie. “Este lugar es habitado por los niños perdidos liderados por el héroe infantil, Peter Pan. La población de dicho país agrupa también a temibles piratas como el Capitán Garfio y salvajes indios. De acuerdo con la leyenda, si alguien desea llegar a este lugar deberá de girar la segunda estrella a la derecha, volando hasta el amanecer”.
.
Cuento Moderno
Sin duda que encontramos muchas semejanzas con otros cuentos de nuestro mundo real. El más conocido es el del país de “Nunca Hamás”, donde su Capitán Ismail Haniya, tiene aterrorizados a todos, incluso a sus propios “compañeros piratas” a los cuales ha masacrado por ser demasiado blandos con su particular “Peter Pan Judío” su odiado enemigo. Salvando las diferencias, el Capitán Garfio del cuento de Barrie, es “el pirata honrado de otro mundo imposible, el llamado “reino del revés”, cuando lo comparamos con su homólogo el Capitán Haniya. En el mencionado “reino del revés” todo está cambiado en la forma y en el fondo. En el mundo del revés, nada el ave y vuela el pez; los hombres dicen “miau” y los gatos “yes”. En el reino del revés las brujas son hermosas y los piratas honrados. El gobierno de terror del Capitan Haniya y sus benévolos piratas, está sustentado a base de bombear sangre, a falta de petróleo, sin importar si es la de sus propios hermanos, los simpáticos piratillas de Al Fatá, a los cuales masacraron fraternalmente o la sangre de sus amados judíos. La simpatía fraternal del Capitán Haniya, es tan altruista que no hace diferencias, entre unos y otros, a falta del oro negro, buena es la roja sangre. Además siempre podrá recurrir a sus súbditos, para usarlos como escudos, que al ser, un cuento que han escrito sus enemigos, no deben existir en la realidad. En último recurso le queda la sangre del más famoso secuestrado, el enemigo número uno de Haniya, el “poderosísimo” soldado Gilad Shalit, de 22 años, el cual parece ser una terrible amenaza, para todos los piratas de "Nunca Hamás". El hecho de querer cambiar al joven Shalit, por miles de piratas, habla del valor que para Haniya, tiene cada uno de sus piratas. No puede cambiar uno por uno, tiene que cambiar un soldado de Israel, por miles de piratas de Nunca Hamás. Un ciudadano de Israel vale por miles de ciudadanos de otros países, incluidos los piratas de "Nunca Hamás".
.
Todo Cuento tiene un final
Al final del cuento de Barrie, el cocodrilo se come al Capitán Garfio y la paz vuelve al país de Nunca Jamás. No podría hacer una comparación con este entrañable personaje, que se traga tan indigesto y nauseabundo alimento, pero sin duda después necesitó algún antiácido, para poder hacer la digestión. Nos consuela el saber que todo cuento, tiene un final y que el de Nunca Hamás, está a punto de acabar. El cuento de una Filistea islamista, está tocando a su fin. Se les está acabando el “cuento”, ya no les queda más imaginación para inventarse tan fanático mundo. Lamentablemente el sufrimiento de todo un pueblo está en las manos, con garfio de carnicero pirata del Capitán Haniya, en paradero desconocido en estos momentos. No tardará el cocodrilo en encontrarlo y acabará con tan vil personaje, que desgraciadamente, no es ficticio. El cuento está a punto de terminar, también para aquellos que vociferan que el pirata se coma al cocodrilo, recuerden que hablamos del “reino del revés”. Sorprende a los ciudadanos, que vivimos la cruda realidad diaria, que aquellos que se definen como progresistas, demócratas y liberales, vivan en el reino del revés, llamando a lo bueno malo y a lo malo bueno. Necesitan un baño de cotidiana realidad, para quitarse toda la suciedad que han contraído en su apoyo a Nunca Hamás y sus piratas. Sería muy aconsejable que fueran a vivir con el Capitán Haniya, en su “Nunca Hamás” y así ver su “hermosa realidad” la cual nos podrían contar, dado que tienen la experiencia del “cuenta cuentos”.
.
Reflexión de Realidad
Vivimos en un tiempo de la historia, manipulado por mentes oscuras; vacías de realidad y sometidas a la influencia diabólica del dios de este mundo, el cual ha cegado su entendimiento, con el cuento de un fanático, imaginario y opresivo mundo, donde todo está al revés. Cabe recordar la realidad y decir: “Por cierto, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel (Salmo 121.4) Esto no es un cuento.
.
-----------------------------------
Opinión